reglas de la hermandad


 

REGLAS DE LA

 

PRIMITIVA, REAL Y PONTIFICIA, ILUSTRE Y VENERABLE HERMANDAD Y

 

COFRADIA DE NAZARENOS DE

 

LA SANTA VERA-CRUZ, SANTÍSIMO CRISTO DE LA SANGRE Y

 

NUESTRA SEÑORA DEL MAYOR DOLOR CORONADA


CAPÍTULO I:     DEL TÍTULO Y SEDE CANÓNICA DE LA HERMANDAD.-


REGLA 1.- El título de esta Hermandad es el de PRIMITIVA , REAL y PONTIFÍCIA, ILUSTRE Y VENERABLE HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SANTA VERA CRUZ; SANTÍSIMO CRISTO DE LA SANGRE Y NUESTRA SEÑORA DEL MAYOR DOLOR.

A estos Títulos les serán añadidos cuantos en lo sucesivo le sean concedidos por prerrogativas especiales.


REGLA 2.- La Hermandad se encuentra canónicamente establecida en la Iglesia Prioral del Castillo de Aracena, siendo el domicilio de su Casa de Hermandad en la c/ Ntra. Sra. del Mayor Dolor, s/n.




CAPÍTULO II:      DE LOS SÍMBOLOS Y SIGNOS QUE REPRESENTAN A LA HERMANDAD.-


REGLA 3.- El Escudo de la Hermandad estará formado por dos ramas de laurel unidas entre si en su parte inferior y en la superior por la corona real. En su centro, la Santa Vera—Cruz como símbolo de la Hermandad con la escalera y la columna. Como escudo oficial, figurará en el sello y todos los documentos de la Cofradía.


REGLA 4.- La Hermandad está representada corporativamente por un estandarte, consistente en bandera de tisú blanco, recogida en el centro y haciendo nudo con su asta, con cordón dorado rematado por una cruz de metal dorado. La bandera llevará bordado en su centro el escudo de la Hermandad, según se describe en la regla tercera.


REGLA 5.- La medalla de la Hermandad es de metal dorado, y representa el escudo de la Hermandad según se describe en la regla tercera.


REGLA 6.- El sello de la Hermandad es de forma ovalada y representa el escudo de la Hermandad, alrededor del cual figura la leyenda “Ilustre Hermandad de la Santa Vera-Cruz. Aracena.”. Como sello oficial de la Hermandad éste figurará en todos los documentos de la Hermandad.

CAPÍTULO III:       DE LOS FINES DE LA HERMANDAD.-


REGLA 7.- Esta Hermandad tiene especial devoción a la Santa Vera Cruz, al Santísimo Cristo de la Sangre y a la Madre de Dios en su advocación del Mayor Dolor.


REGLA 8.- Son fines de esta Hermandad amar y servir a Dios sobre todas las cosas y a la Virgen María, Madre de Dios y de la Iglesia y al prójimo como Dios nos ama y la formación religiosa de los Hermanos.


REGLA 9.- Además de estos fines, debemos considerar siempre la colaboración con la Parroquia y las demás organizaciones religiosas con espíritu fraterno. Estar siempre a disposición de la jerarquía eclesiástica para llevar a buen fin la misión que nos asignen.


REGLA10.- Para esta Cofradía es fundamental hacer Estación de Penitencia en la tarde del Jueves Santo, como expiación de nuestros pecados y de los demás hombres y mujeres de Aracena.


REGLA 11.- Los Títulos de esta Cofradía no significan timbre de gloria, sino mandatos que nos obligan a mayor entrega y perfección.


REGLA 12.- Nuestra Hermandad también toma como fundamental para ella mantener abierta la Iglesia Prioral del Castillo, desde la mañana hasta la caída de la tarde.

CAPITULO IV:       DE LA ADMISIÓN DE LOS HERMANOS.


REGLA 13.- Para ser Hermano de esta Cofradía se necesitan las siguientes condiciones:

a) Profesar la religión católica, única y verdadera.

b) Mostrar una buena conducta moral, pública y privada.

c) No pertenecer a sectas ni organizaciones que sean contrarias a la Iglesia.

d) Prometer cumplir y hacer cumplir las presentes reglas.


REGLA 14.- Aquellos que deseen pertenecer a nuestra Hermandad, solicitará su ingreso a cualquier miembro de la Junta de Gobierno de la Cofradía que dará conocimiento al resto y pedirá su inscripción en el libro de registro de la Hermandad, tras el Vº Bº del Sr. Fiscal.


REGLA 15.- Serán baja de la Hermandad los Hermanos que dejen de prestar obediencia a las normas que dicta la Iglesia. Los que hayan perdido las cualidades morales exigidas para entrar en esta Hermandad. Los que dejen de cumplir lo ordenado en estas Reglas y en acuerdos posteriores acordados en Cabildos. El Hermano que voluntariamente lo pida. Los que cometan faltas graves de compostura en los cultos y no muestren deseos de enmendarse. Y por la reiterada falta de pago injustificada de las cuotas, después que el hermano haya recibido aviso de su impago y de las consecuencias del mismo.

En todos los casos, la Junta de Gobierno deberá abrir un Expediente, donde se explique, de forma objetiva, las causas del cese, después de oír al interesado, a quien siempre le cabe recurso al Ordinario sobre esta resolución.

CAPÍTULO V:       DE LOS DERECHOS DE LOS HERMANOS.-


REGLA 16.- Todos los hermanos tendrán los siguientes derechos:

a) Asistir a todos los Actos de la Hermandad.

b) Participar en la Estación de Penitencia anual y demás procesiones que se celebren.

c) Ser convocados y asistir a los Cabildos Generales.

d) Usar de voz y voto en los Cabildos Generales ya sean Ordinarios o Extraordinario.

e) Los Hermanos tendrán derechos de petición del Cabildo General extraordinario, cuando la importancia del asunto lo requiera, pero esta petición tendrá que ser suscrita por un número no menor al 10% del censo de los Hermanos con derecho a voto, especificando en la solicitud el tema objeto de la petición, a lo que accederá si resultase acreditada la importancia y la urgencia del asunto a tratar.

f) Podrá ser elegido para pertenecer a la Junta de Gobierno cualquier Hermano mayor de 18 años, residente en el lugar desde el que le sea posible cumplir con la misión respectiva del oficio encomendado, que tenga una antigüedad de al menos 3 años y goce de la capacidad para el ejercicio de la responsabilidad que la Iglesia en el Concilio Vaticano II pide en los momentos actuales para los dirigentes seglares, siendo incompatible el desempeño de su cargo con el ejercicio de cualquier cargo político o de funciones de gobierno en el ámbito local, provincial, regional o nacional.

g) Gozar de las gracias que se lucren en Santa Hermandad, así como los sufragios que estas reglas establecen.

CAPÍTULO VI:       DE LAS OBLIGACIONES DE LOS HERMANOS.-


REGLA 17.- Los Hermanos tendrán la obligación de asistir a los cultos y actos que organice la Hermandad; ya que es uno de los fines la formación integral en la fe.


REGLA 18.- Sostener los gastos de la cofradía con las cuotas y limosnas que la Junta de Gobierno establezca quedando exentos los que se encuentren en estado de mucha necesidad.


REGLA 19.- Estar dispuesto, según su conciencia, a pagar los gastos extraordinarios que puedan producirse por razón de culto, de caridad, de formación religiosa, de conservación de enseres y obras artísticas que formen nuestro patrimonio, así como al mantenimiento de la Iglesia del Castillo y otras dependencias de la Hermandad.


REGLA 20.- Tienen los Hermanos la obligación de cumplir cuantas indicaciones les haga los miembros de la Junta de Gobierno en las procesiones, pues todo esto será en beneficio del mejor régimen de Hermandad, esplendor de los cultos y testimonio de su fe ante la Ciudad.


REGLA 21.- Los Hermanos, en honor a la Santísima Virgen del Mayor Dolor, deben rezar una salve todos los viernes del año y a ser posible hacerle una visita en dicho día u otro de la semana en el Altar Mayor de la Iglesia Prioral del Castillo.


REGLA 22.- Los Hermanos para los cultos que concurran llevarán pendiente del cuello un cordón azul y blanco, con la medalla de la Virgen o puesto visible el escudo de la Hermandad.

CAPÍTULO VII:       DE LAS OBRAS DE PROMOCIÓN RELIGIOSA Y CULTOS.-


REGLA 23.- La Hermandad, como miembro de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, haciendo honor a su título de Pontificia, declara amor, respeto filial y obediencia a la autoridad eclesiástica universal, encarnada en la venerable figura del Sumo Pontífice, como así mismo a la autoridad eclesiástica diocesana, así como al Párroco y Director Espiritual, sometiéndose de antemano a sus mandatos y disposiciones.


REGLA 24.- La Hermandad facilitará a sus miembros los medios necesarios para conseguir una completa formación cristiana y, bajo la dirección de su Director Espiritual, organizará actos adecuados a ello.


REGLA 25.- El culto, como tributo de homenaje a Dios y deber de todo cristiano, supone para la Cofradía el fin principal y específico. Este culto que no es fin en si mismo, sino medio para mayor acercamiento a Dios, ha de ser fomentado por la Hermandad mediante una serie de actos, que junto con la solemnidad y magnificencia que el Padre Eterno merece, tengan la sencillez que debe presidir toda actividad cristiana. Por consiguiente esta Hermandad tiene establecido durante el año los actos de culto que a continuación se detallan:

a) El día 1 de enero, se celebrará solemne eucaristía al Stmo. Cristo de la Sangre.

b) En la cuarta semana de Cuaresma, comenzando el jueves de la misma, se celebrara Solemne Novenario en honor de la Stma. Virgen del Mayor Dolor. Dando fin el Viernes de Dolores, en el que se celebrará Misa Prima, a las 12 Función Principal de Instituto y por la tarde último día del Solemne Novenario, finalizando con Ntra. Sra. del Mayor Dolor en besamanos.

c) En la tarde del Jueves Santo, se efectuará la Estación de Penitencia con las Sagradas Imágenes de sus Titulares, acompañadas de sus hermanos para dar público testimonio de fé y hacer penitencia.

d) En la Iglesia Prioral del Castillo, se celebrará Santa Eucaristía el Domingo de Resurrección, por la Festividad de la Pascua, tras la cual se celebra tradicionalmente el Cabildo General de Hermanos.

e) El tercer domingo del mes de mayo, Festividad de la Santa Vera-Cruz, en la que se celebra procesión por los alrededores del Castillo y Solemne Función.

f) El 15 de septiembre se celebra la Solemne Festividad de los Dolores Gloriosos de la Stma. Virgen.

g) El segundo viernes del mes de noviembre, Santa Misa por los difuntos de la Hermandad.

CAPÍTULO VIII:        DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO DE LA HERMANDAD.-


REGLA 26.- La Hermandad estará regida por el Cabildo General de Hermanos y por el Cabildo de Oficiales denominado Junta de Gobierno.


REGLA 27.- Existirá una Junta de Antigüedad, compuesta por un Mayordomo y cuatro Diputados, elegidos anualmente por riguroso orden de antigüedad de acuerdo con lo que tradicionalmente se viene haciendo.

El Mayordomo y Diputados formarán parte de la Presidencia de la Hermandad en los Cultos y Actos que se celebren.

Esta Junta de Antigüedad será proclamada el Domingo de Resurrección en el Cabildo General y tomará posesión en la Festividad de la Santa Vera-Cruz en el mes de mayo.

Los miembros de la Junta de Antigüedad que por estar fuera de la localidad u otro motivo justificado no puedan asistir a los Cultos o Actos de la Hermandad, pueden nombrar un sustituto teniendo que ser éste familiar suyo en primero o segundo grado y teniendo que ser Hermano de la Hermandad, en su defecto, el Secretario nombrará al Hermano que le sustituya.

Para ser Mayordomo será obligatorio haber sido con anterioridad Diputado.


REGLA 28.- El Cabildo General es la reunión de todos los Hermanos y Hermanas, con derecho a voz y voto, constituido en órgano deliberante y ejecutivo, que ostenta la plena soberanía, con la debida sujeción a estas Reglas, y a cuantas disposiciones eclesiásticas le sean aplicables.


REGLA 29.- Serán de obligado cumplimiento los acuerdos que se tomen por el Cabildo General, para todos los Hermanos, incluso para los no asistentes al mismo.


REGLA 30.- Los Cabildos Generales podrán ser ordinarios y extraordinarios. Son Cabildos ordinarios y obligatorios los de Cuentas, el de Elecciones y el de Salida. Los restantes que se celebren, según lo previsto en estas Reglas, tendrán el carácter de extraordinario.


REGLA 31.- Los Cabildos Generales se convocarán haciendo saber a los Hermanos su carácter, fecha, hora, lugar de su celebración y el orden del día a seguir. La convocatoria podrá hacerse mediante cédula personal o utilizando medio de la máxima difusión para que pueda llegar a todos los Hermanos.


REGLA 32.- Los Cabildos Generales Ordinarios podrán decidir sobre toda cuestión incluida en el orden del día; sin embargo, los extraordinarios solo podrán tratar de los temas que hayan motivado su convocatoria.


REGLA 33.- Los acuerdos tomados en los Cabildos Generales, salvo lo que se establece en la regla 34, serán validos si han obtenidos la mayoría absoluta de los votos emitidos. En caso de no lograrse la mayoría requerida, se repetirá si es preciso por dos veces la votación, siendo suficiente la obtención de la mayoría relativa de los votos emitidos en dichas votaciones, para la adopción de los acuerdos

En caso de empate, tras tercera votación, decidirá el Hermano Mayor o su legitimo representante, quien dirimirá la cuestión con su voto de calidad. Las votaciones se harán a juicio del oficial que presida el Cabildo, por el sistema de voto público o secreto, y en caso de elecciones por votación secreta.


REGLA 34.- Se requerirá la mayoría especial de los tres cuartos de los asistentes con derecho a voto al Cabildo General para acordar:

a) - La modificación de las Reglas de La Hermandad. La modificación debe ser aprobada en un único escrutinio válido con la mayoría de dos tercios de los votos de los presentes.

b) - El traslado de la sede canónica de la Hermandad.

c) - La fusión de nuestra Hermandad con otra corporación eclesial.

d) - La donación, cesión o venta de nuestra Casa Hermandad o de algunos de sus bienes.

e) - Y, en general, toda cuestión de análoga trascendencia a juicio del Cabildo de Oficiales.


REGLA 35.- DEL CABILDO GENERAL DE CUENTAS.

Se incluye en el Cabildo General de Hermanos, y con la venia del Director Espiritual y del Hermano Mayor el Tesorero pasa a dar lectura de el estado de las cuentas, teniendo a disposición extracto de las mismas para poder consultarlas. Este balance anual de las cuentas deberá ser presentado por el Hermano Mayor, con el Visto Bueno del Director Espiritual o Párroco, al Ordinario del lugar para su aprobación, si procede.


REGLA 36.- DEL CABILDO GENERAL DE ELECCIONES.

a) - Se celebrará en la sede de la Hermandad cada 4 años, dentro de los 30 días siguientes a la Semana Santa y será convocado para la elección de una candidatura cerrada.

Se entiende por candidatura cerrada, aquella en la que no solo se vota al Hermano Mayor, sino a todos los miembros de la Junta de Gobierno, cada uno en su oficio respectivo; este tipo de candidatura no es susceptible de variación por parte de los electores. Caso de que se presentase un voto a una candidatura con enmiendas o tachaduras será anulado inmediatamente. Ningún Hermano podrá figurar en más de una candidatura.

b) - El Hermano Mayor deberá llevar cinco años como mínimo de pertenencia ininterrumpida en la Cofradía, tener sentido eclesial probado y tener acreditado el cumplimiento fiel de los fines esenciales que se establecen en estas reglas; siendo incompatible el desempeño de su cargo con cualquier otro político o funciones de gobierno en el ámbito local, provincial, regional o nacional; igualmente si ostenta cargo en Junta de Gobierno en otra Hermandad de Penitencia.


REGLA 37.- La Hermandad realizará, una vez convocado el Cabildo de Elecciones, el censo electoral, en el se especificará: nombre y apellidos; fecha de nacimiento; fecha de alta en la Hermandad y número del carnet de identidad. Este censo se enviará al Obispado para ser aprobado por el ordinario del lugar y una vez remitido a la Hermandad, será expuesto en la en la Casa Hermandad y en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen durante 30 días para la rectificación de posibles errores u omisiones. El Hermano que en el momento de la elección no se encuentre censado no podrá ejercer su derecho al voto. Podrá ser elector cualquier Hermano o Hermana mayor de 18 años y con al menos un año de antigüedad en la Hermandad, previa identificación personal.


REGLA 38.- Desde el momento de su anuncio, quedará abierto un plazo de 20 días para la presentación de candidaturas. Cerrado el plazo de presentación y en el plazo de una semana, se reunirá la Junta de Gobierno y, de acuerdo con las normas diocesanas vigentes, aprobará la relación de los Hermanos que han presentado su candidatura y que gozan de los requisitos exigidos en las Reglas. Aprobadas las candidaturas, la Hermandad las enviará certificadas por el Secretario y con el dictamen y visto bueno del Sr. Cura Párroco, al Vicario General para su aprobación tras la cual se harán públicas a todos los Hermanos con una antelación de al menos 15 días respecto a la celebración del Cabildo de Elecciones.


REGLA 39.- El quórum necesario para la validez de las elección, ha de presentar en primera convocatoria al menos el 20 % de los componentes del censo electoral. Si no se logra ese quórum, quedará anulado y se celebrará una segunda convocatoria en un plazo no inferior a quince días, que deberá alcanzar también el quórum del 20 % de los componentes del censo electoral. Si tampoco se alcanzase el quórum del 20 % en la segunda convocatoria, el Sr. Cura Párroco propondrá al Ordinario del Lugar la composición de la Junta de Gobierno para su nombramiento.


REGLA 40.- La elección se realizará mediante votación personal y secreta.


REGLA 41.- La Junta de Gobierno facilitará los medios que crea oportunos a los candidatos, con absoluta equidad, para que puedan llevar a efecto sus candidaturas.


REGLA 42.- En las elecciones deberá estar presente el Sr. Cura Párroco o Director Espiritual, que velará por el fiel cumplimiento de las normas establecidas para el Cabildo de Elecciones, pudiéndolo suspender si no se ajustará ellas.

Asimismo presidirá la elección junto con los miembros de la Junta de Gobierno que no se presenten a la reelección o en su defecto por los que designe dicha Junta.


REGLA 43.- En la primera votación, la mayoría requerida para resultar elegido será la mayoría absoluta de votos positivos.


REGLA 44.- Si dos o más candidaturas obtuvieran igual número de votos, se celebrará nueva votación. En esta nueva votación será necesaria la mayoría simple de los votos emitidos. Este es el único caso en el que el voto de calidad del Hermano Mayor no dirime el empate en una votación en Cabildo General.


REGLA 45.- La mesa de votación estará constituida permanentemente durante el tiempo que la Junta de Gobierno estime necesario, ya que el Cabildo de Elecciones será abierto. El ordinario del lugar puede designar, si lo estima conveniente, uno o más representante suyo para presidir las mesas electorales.


REGLA 46.- Finalizada la votación, la presidencia de la mesa designará dos escrutadores de entre los presentes, quienes conjuntamente con el presidente realizarán el escrutinio de los votos emitidos. De todo esto levantará el Secretario Acta, firmando con el ambos escrutadores, el presidente de la mesa y el Sr. Cura Párroco o Director Espiritual, quien lo hará dando el visto bueno al Acta y a la elección, si procede.


REGLA 47.- Celebrado el Cabildo General de Elecciones, se enviará dentro del plazo de una semana después de la aceptación por parte de los elegidos, a la Vicaria General por duplicado el Acta de la elección, con el visto bueno del Sr. Cura Párroco, solicitando del Sr. Obispo la confirmación de los elegidos.


REGLA 48.- Una vez confirmada la elección por la Autoridad Eclesiástica competente, los elegidos podrán tomar posesión quieta y pacifica de sus cargos. Se intentará ajustar los plazos para que la toma de posesión pueda efectuarse en el Cabildo General en el Domingo de Resurrección, en la Festividad de la Santa Vera-Cruz en el mes de mayo o en la Festividad de los Dolores Gloriosos de la Stma. Virgen, tras el ofertorio de la Eucaristía y ante nuestros Amantes Titulares.



REGLA 49.- La duración del mandato de los miembros de la Junta de Gobierno será de cuatro años reelegibles a la finalización del mismo por un segundo mandato consecutivo improrrogable.


REGLA 50.- Caso de que se produzca en la Junta de Gobierno ceses, dimisiones o destituciones, dicha Junta podrá designar con el Visto Bueno del Director Espiritual o Párroco, para el cargo vacante a otro Hermano cualquiera que cumpla los requisitos necesarios, supeditando dicha facultad a la pertinente aprobación por parte de la Autoridad Eclesiástica.


REGLA 51.- DEL CABILDO DE SALIDA.

Se celebrará cada año, que fuese necesario por duda en las condiciones atmosféricas o casos especiales, el mismo día del Jueves Santo, en la sacristía de la Iglesia Prioral del Castillo.

Se reunirán todos los miembros de la Junta de Oficiales, que vista la tradicional túnica o pertenezcan a la cuadrilla de Hermanos costaleros, junto con el Sr. Cura Párroco Director Espiritual, para acordar si se efectúa la Estación de Penitencia, siempre teniendo como más alto fin el de la protección de nuestros Titulares de los riesgos innecesarios. Cada miembro de la Junta que estén presentes emitirá un voto, siendo el Hermano Mayor el que decida en caso de igualdad en la votación.

El Director Espiritual tendrá derecho de voz pero no de voto.


REGLA 52.- DE LOS CABILDOS GENERALES EXTRAORDINARIOS.

Se celebrarán siempre que haya justa causa a juicio del Hermano Mayor, o así lo solicitasen al menos ocho componentes de la Junta de Gobierno.

La Junta de Gobierno habrá de convocar a Cabildo General Extraordinario cuando lo solicite un número de Hermanos no menor al 10 % del censo de la Hermandad, con expresión del motivo en que se fundamente su petición, y la Junta de Gobierno considere la importancia y urgencia del tema a tratar.


REGLA 53.- DEL CABILDO DE OFICIALES.

Es la reunión de la Junta de Gobierno, constituido en órgano deliberante y ejecutivo para dirigir, administrar y gobernar la Hermandad con sujeción en todo caso a los acuerdos del Cabildo General y a lo que disponen nuestras Reglas.


REGLA 54.- Corresponde primordialmente al Cabildo de Oficiales el urgir a todos los miembros de la Cofradía el estricto cumplimiento de lo dispuesto por la Autoridad Eclesiástica, por estas Reglas y por el Cabildo General así como fomentar los actos de cultos y obras piadosas asistenciales y sociales de la Hermandad.


REGLA 55.- Los miembros de la Junta de Gobierno se reunirán al menos una vez al mes, exceptuando la época estival, con carácter ordinario, en la fecha que determine el Hermano Mayor, para deliberar y tomar los acuerdos que procedan; el sistema empleado será el del voto público y la mayoría requerida será la absoluta. En caso de empate decidirá el voto de calidad del Hermano Mayor.

Con independencia de lo anterior, podrán celebrarse otros Cabildos Oficiales con carácter extraordinario, por decisión del Hermano Mayor o mediante petición razonada de al menos cinco miembros de la junta de Gobierno.

Estos Cabildos serán citados por el Secretario, mediante cédula personal y con expresión del orden del día.


REGLA 56.- Para su celebración hará falta un mínimo de diez oficiales y en caso de no alcanzarse, se considerará como segunda citación media hora después de la señalada, pudiendo celebrarse con un mínimo de ocho miembros de la Junta.


REGLA 57.- Todos los componentes de la Junta de Gobierno están obligados a asistir al Cabildo de Oficiales cuando se les convoque, y cuando por la índole de los asuntos a tratar lo considere oportuno el Hermano Mayor, se convocará al Director Espiritual de la Hermandad, que asistirá con voz pero sin voto para asesorar y dirigir en lo que es propio de su cometido en el orden espiritual. Aquellos miembros que sin causa justificada faltasen a la mayoría de los Cabildos que se celebren por la Junta de Gobierno podrán ser considerados dimisionarios voluntarios, quedando facultado el Cabildo de Oficiales para sustituirlos, previa autorización de la Autoridad Eclesiástica.


REGLA 58.- DEL CESE DE LOS OFICIALES.

Los Oficiales de la Junta de Gobierno cesarán en sus cargos por los motivos siguientes:

a) - Por causar baja en la Hermandad.

b) - Por renuncia, por escrito, dirigida al Cabildo de Oficiales.

c) - Por imposibilidad de atender las obligaciones de su cargo.

d) - Por sanción, a tenor de lo dispuesto en esta Reglas.

e) - Por incapacidad manifiesta para atender el cargo que desempeña.

f) - Por abandono de las obligaciones propias del cargo para el que fue elegido.


REGLA 59.- DE LA JUNTA DE GOBIERNO.

La junta de Gobierno encargada de regir la Hermandad con sujeción a cuanto se dispone en las presentes Reglas, y a cuantas normas canónicas le sean aplicable, se compondrá de un número de miembros cuidando de no crear un órgano de gobierno que, por su número, sea difícilmente operativo, con los cargos que se citan a continuación:

Hermano Mayor, Teniente Hermano Mayor, 4 Consiliario, 1 Fiscal, 1 Secretario,1 Vice-secretario, 1 Tesorero, 1 Vice-tesorero, 2 Diputados Mayor de Gobierno, 1 Diputado de Culto, 1 Diputado de Caridad, 1 Diputado de Juventud, 3 Priostes y vocales.


REGLA 60.- Las funciones específicas de cada miembro son las siguientes:


Hermano Mayor.

a) Asumir la presidencia efectiva de la Hdad. En todos los actos públicos y privados, estén o no organizados por ella, a excepción del Cabildo General de Elecciones que presidirá el Delegado Episcopal.

b) Ostentará la representación suprema de la Hdad, a todos los objetos.

c) Autorizar con su VºBº las Actas, Certificados, Nóminas de Hnos, y demás escritos expedidos por el Secretario el libro de inventario de enseres, libro de caja y resumen de cuenta presentadas por el Tesorero.

d) Decidir, solo él y en caso extremo y causas imprevistas, que el cortejo procesional de la Cofradía una vez en la calle, se cobije en la Iglesia Parroquial, en algún lugar o regrese a su Templo sin terminar su Estación de Penitencia.

e) Usar el derecho al voto en calidad para decidir, en caso de empate sobre cualquier votación efectuada por la Hdad., ya sea en Cabildo General o en Cabildo de Oficiales.

f) Nombrar los cargos vacantes producidos en la Junta de Gobierno hasta la celebración del Cabildo General de elecciones, previa consulta a dicha Junta.

g) Cuidar de cada miembro de la Junta de Gobierno, sea fiel al compromiso contraído al aceptar el cargo, para cuyo cumplimiento y después de agotar todas las posibilidades de dialogo, advertencia y amonestaciones, dará cuenta de la infracción a la Junta de Gobierno, para que decida las sanciones que procedan.

h) Ordenar, las convocatorias a los Cabildo de Oficiales y Extraordinarios, estableciendo la fecha y el orden del día.

i) Asistir a todos las reuniones que sean convocadas por el Consejo Parroquial de Hermandades y Cofradías o por la Autoridad Eclesiástica

j) Está obligado a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada, como cabeza visible de la asociación.

Y como cabeza visible de una asociación religiosa, que se siente Iglesia y es consecuente de la responsabilidad de su testimonio en el mundo de hoy.

k) Trabajar denodadamente por mantener en todo momento la unión en el seno de la Corporación y esforzarse por dialogar amistosamente con todos los Hnos., intentando un clima de confianza que enriquezca su conocimiento mutuo y fomente su mayor integración en la Hermandad.

Teniente Hermano Mayor

a) Ser responsable con el Hermano Mayor de la buena marcha de la Corporación en todos sus aspectos, colaborando estrechamente con él para la consecución de sus fines.

b) Sustituirle en todas sus funciones cuando por ausencia, enfermedad u otra causa, no pueda aquel desempeñar debidamente su cargo. En caso de vacar la sustitución será efectiva desde el primer momento hasta la toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno.

c) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Consiliarios.

a) Asesorar al Hermano Mayor en los asuntos de gobierno de la Corporación.

b) Representarle con sus mismas prerrogativas en aquellos actos para los que sean especialmente delegados por aquél y en los que por ausencia del Hermano Mayor y del Tte. Hermano Mayor les corresponda.

c) Trabajar por atraer a la corporación nuevos Hnos.

d) Fomentar, en un dialogo directo y personal con los Hermanos de la intercomunicación de opiniones, actitudes personales y disposiciones interiores respecto a la Hermandad, para el enriquecimiento de la convivencia.

e) Estimular en los Hermanos, su asistencia y mayor colaboración en los distintos actos que la Hermandad organice.

f) Invitar a colaborar en las tareas, cuyos responsables ante la Junta de Gobierno lo solicite, en aquellos Hermanos que manifiesten actitudes y buenas disposiciones.

g) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Fiscal.

a) Velar por el exacto cumplimiento de las reglas, de los acuerdos tomados en Cabildos y de los que demanden la Autoridad Diocesana competente, para ello contará incluso con el derecho de prerrogativa en el uso de la palabra, cuando al tratar cualquier asunto en una reunión se cuestione dicho cumplimiento.

b) Cuidar de que todos los Hermanos, incluidos los miembros de la Junta de Gobierno, observen escrupulosamente todas sus obligaciones. En el caso de ser el Hermano Mayor quien no se ajuste a una actuación determinada al espíritu de estas Reglas, interesará del mismo con el debido respeto y la máxima caridad, su rectificación y si no lo hubiere, podrá, de acuerdo con el Teniente Hermano Mayor, Tesorero y Secretario, citar Junta de Gobierno para decidir lo que proceda.

c) Informar sobre la idoneidad de las personas que soliciten su ingreso en la Hermandad.

d) Examinar los libros de Inventario Mayor, nóminas de Hermanos, con todos sus comprobantes, visándolos como corresponda.

e) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Secretario.

a) Intervenir en todos los actos de gobierno de la Hermandad, en unión del Hermano Mayor y del Tesorero, formando parte en todas las comisiones que se nombren para este fin.

b) Levantar acta de todos los acuerdos tomados en sesiones de la Junta de Gobierno y Cabildos, pasándolas una vez aprobadas a los libros correspondientes.

c) Leer en todas las sesiones de la Junta de Gobierno y Cabildos el acta de la reunión anterior, para ser sometida a su aprobación o modificación. Una vez aprobada, pasarla al libro correspondiente.

Asimismo anualmente en Junta de Gobierno informará sobre las altas y bajas de Hermanos producidas y de las comunicaciones recibidas.

d) Organizar y custodiar el archivo general de la Hermandad que deberá tener catalogado. Todos los libros se conservarán en la Sede Canónica o Casa de Hermandad, nunca en la casa particular de ningún hermano, no permitirá la salida de ningún libro o documento, salvo a requerimiento de la autoridad en cuyo caso extenderá un recibo firmado por quien lo retire y lo anulará a su devolución.

e) Llevar los libros de nómina de Hermanos y Hermanas foliados, que cerrará anualmente. Paralelamente confeccionará el fichero de ambos.

f) Concretar de acuerdo con el Hermano Mayor, el orden del día a tratar en las sesiones de Junta de Gobierno y Cabildos Extraordinarios.

g) Cursar cuantos certificados, comunicaciones sean necesarios, recabando del Hermano Mayor el visto bueno en los documentos que lo precisen.

h) Realizar y firmar los recibos anuales de los Hermanos, entregándolos al Tesorero juntamente con el cargo de los mismos.

i) Leer el Voto de la Hermandad en la Función Principal de Instituto.

j) Estar presente en la recepción de nuevos Hermanos para dar fe de dicho acto.

k) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

El Secretario consciente de la responsabilidad y dificultades específicas de su cargo, por cuanto en unos casos deja constancia perenne de lo que dice, en otros debe transmitir a determinados Hermanos decisiones delicadas y hasta desagradables, y en la mayoría se dirige a los cofrades más o menos vinculados a la Corporación, procurará reflejar siempre con la mayor fidelidad posible el sentimiento exacto de lo encomendado, eludir todas aquellas palabras, giros, frases que pueden ser o parecer hirientes o agresivas y hacer que el Espíritu Cristiano de caridad y Hermandad brille por encima de todo, en todos sus escritos.


Vicesecretario.

a) Ponerse de acuerdo con el Hermano Mayor y el Secretario de las reuniones y Cabildos para comunicar a la Junta de Gobierno de las fechas y orden del día de los mismos.

b) Se encargará de comunicar los pésames a los familiares de los Hermanos difuntos y agradecimientos por colaboraciones y donaciones para con esta Hermandad.

c) Anualmente asistirá al Secretario a la confección de los recibos de Hermanos.

d) Extender las papeletas de sitio a los Hermanos, en colaboración con el Vicetesorero y el Diputado Mayor de Gobierno 1º.

e) Sustituirle en todas sus funciones cuando por ausencia, enfermedad u otra causa no puede aquel desempeñar debidamente su cargo. En caso de vacar, la sustitución será efectiva desde el primer momento hasta la toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno, o nombramiento de un nuevo Secretario.

f) Estar a disposición del Tesorero para cualquier tipo de eventualidad.

g) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

La Vicesecretaria consciente de la responsabilidad y dificultades específicas de su cargo, por cuanto en unos casos deja constancia perenne de lo que dice, en otros debe transmitir a determinados Hermanos decisiones delicadas y hasta desagradables, y en la mayoría se dirige a los cofrades más o menos vinculados a la Corporación, procurará reflejar siempre con la mayor fidelidad posible el sentimiento exacto de lo encomendado, eludir todas aquellas palabras, giros, frases que pueden ser o parecer hirientes o agresivas y hacer que el Espíritu Cristiano de caridad y Hermandad brille por encima de todo, en todos sus escritos.


Tesorero.

a) Conservar, inventariar y llevar la administración de los bienes de la Hermandad. En cuanto a los enseres procesionales y de Culto en general, se auxiliará del los Priostes, afín de tenerlos preparados con suficiente antelación y puedan ser utilizados con el mayor decoro.

b) Recaudar todos los ingresos fijos y eventuales de la Corporación, cuotas, estipendios, subvenciones, donaciones, etc. poniendo al cobro sus correspondientes recibos o papeletas. La cuota anual ordinaria de Hermanos, será propuesta por el Tesorero a la Junta de Gobierno, a la vista de estimación global de los gastos, y una vez aprobada se someterá a Cabildo General para su confirmación. Los cepillos y colectas serán contabilizados en presencia del Fiscal y ambos firmarán el correspondiente recibo de lo recaudado.

c) Recabar los ingresos necesarios para sufragar los gastos de la Estación de Penitencia y demás Cultos de la Hermandad. Para dicha Procesión, Propondrá a la Junta de Gobierno las distintas cuotas de salida que, una vez aprobadas, serán las propuestas al Cabildo de Salida para su ratificación.

d) Depositar los fondos en cuentas corrientes bancarias abiertas a nombre de la Hermandad, siendo necesario para retirarlo la firma de los cuatro que en todo momento han de tener debidamente recogidas, las del Hermano Mayor, Tesorero, Secretario y Fiscal.

e) Atender con los bienes de lo recaudado a todos los gastos de la Corporación ordinario y extraordinarios, necesitando para estos últimos la autorización previa de la Junta de Gobierno. En ningún caso podrá utilizar más del noventa por ciento de estos fondos salvo en la salida de la Cofradía, para cuyo costo dispondrá del total de los ingresos efectuados a este fin.

f) Participar a todas las comisiones que se establezcan en la Hermandad con cualquier fin.

g) Solicitar como portavoz de la Junta de Gobierno, todos los proyectos presupuestos de cuantas reformas y reparaciones se hayan acordado por la misma. Una vez aprobadas, intervendrá estampando su firma juntamente con la del Hermano mayor y el Secretario, en la legalización de los mismos.

h) Cerrará mensualmente el libro mayor, de cuyo saldo informará en todas las Juntas de Gobierno, conservando debidamente archivado los comprobantes que estarán a disposición de los fiscales en todo momento. Asimismo confeccionará anualmente el libro de salida .

i) Hacerse cargo de los bienes inventariados y saldos de cuentas corrientes y de la caja que le entregue el Tesorero saliente en el acto de la toma de posesión. El tesorero debe realizar y mantener actualizado el Inventario (según modelo oficial) de cuantos bienes inmuebles y muebles posea la Hermandad. Una copia de este Inventario estará en la secretaría de la Hermandad y otra copia del mismo deberá enviarse a la chancillería del Obispado, debiendo comunicar posteriormente las variaciones que se produzcan.

j) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Teniendo en cuenta lo delicado y difícil que es la tarea del Tesorero eminentemente administrativa, el Hermano que ostente este cargo, procurará mantener vivo en todo momento el espíritu cofrade, con actitud de servicio y altura de miras, no olvidando que en una Hermandad de Penitencia, todos los bienes y fondos que administra se ordenan a unos fines nobles y elevados.


Vicetesorero.

a) Asistir juntamente con el Tesorero a la apertura de cepillos y recuento de colectas, extendiéndose como comprobante el recibo correspondiente.

b) Extender las papeletas de sitio a los Hermanos, en colaboración con la Vicesecretaria y el Diputado Mayor de Gobierno 1º.

c) Sustituirle en todas sus funciones cuando por ausencia, enfermedad u otra causa no puede aquel desempeñar debidamente su cargo. En caso de vacar, la sustitución será efectiva desde el primer momento hasta la toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno, o nombramiento de un nuevo Tesorero.

d) Estar a disposición del Tesorero para cualquier tipo de eventualidad.

e) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Teniendo en cuenta lo delicado y difícil que es la tarea del Vicetesorero eminentemente administrativa, el Hermano que ostente este cargo, procurará mantener vivo en todo momento el espíritu cofrade, con actitud de servicio y altura de miras, no olvidando que en una Hermandad de Penitencia, todos los bienes y fondos que administra se ordenan a unos fines nobles y elevados.


Diputado Mayor de Gobierno 1º.

a) Coordinará a todos los responsables de Cultos, Priostes y Vocales.

b) Estará en coordinación con el Hermano Mayor en lo relacionado con los temas de organización de todo lo relacionado con su cargo.

c) En caso de ausencia, enfermedad u otra causa la Junta de Gobierno a propuesta de su Hermano mayor, designará a la persona que lo sustituya.

d) Portar el Estandarte de la Hermandad, en la protestación de Fe en la Festividad de la Santa Vera-Cruz y en cuantos actos acuda, este corporativamente, en ausencia del Secretario, a excepción de la salida procesional.

e) Está obligado a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Si la ausencia ocurriese próxima a la salida procesional o durante la misma, el Hermano mayor, Tesorero o Secretario, designará la persona a sustituirle para este acto, de entre los miembros de la Junta de Gobierno.


Diputado Mayor de Gobierno 2º.

a) Organizar la Estación de Penitencia, proponiendo a la Junta de Gobierno para su posterior estudio en el Cabildo de Salida el itinerario de la procesión.

b) Convocar a todos los cargos auxiliares, nombrados por la Junta de Gobierno a una reunión previa a la salida, con asistencia del Hermano Mayor, a fin de informar a todo lo relativo a la organización y al buen orden de la Estación de Penitencia.

c) Asumir la responsabilidad total y plena de la organización de la procesión, cuidando el orden, silencio y recogimiento propios del espíritu penitencial de esta Cofradía.

d) Cuidar del orden y compostura de los Hermanos, en todas las procesiones y demás actos de Culto que lo requieran, organizados por la Hermandad.

e) Citar a todos los convocados a la reunión del apartado b) de esta misma Regla, a una segunda reunión que se celebrará después de la estación de Penitencia, en la que analizará las incidencias ocurridas durante la Estación de Penitencia, pasando informe a la Junta de Gobierno para que adopte las medidas oportunas si hubiere lugar.

f) En caso de ausencia, enfermedad u otra causa la Junta de Gobierno a propuesta de su Hermano mayor, designará a la persona que lo sustituya.

g) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.

Si la ausencia ocurriese próxima a la salida procesional o durante la misma, el Hermano mayor, Tesorero o Secretario, designará la persona a sustituirle para este acto, de entre los miembros de la Junta de Gobierno.


Diputado de Cultos.

a) Cuidar juntamente con el Director Espiritual, de que los Cultos internos de la Hermandad se celebren de acuerdo con las normas litúrgicas en vigor, responda a las necesidades espirituales de la misma y las exigencias del momento.

b) Programar los distintos actos de Culto, según lo ordenado en las Reglas y siempre de acuerdo con el Director Espiritual y el Hermano Mayor proponiendo nombres de posibles predicadores, indicando al Sacerdote que preside, las oraciones y demás característica particulares que tradicionalmente los constituyen, procurando que esté suficientemente atendido el servicio de confesionarios, exigiendo que la programación musical, se ajuste a los Cultos que se celebren.

c) Cuidar del decoro, conservación y limpieza de las Imágenes Titulares y demás enseres destinados a los Cultos de la Hermandad.

d) Colaborar como delegado de la Hermandad en la organización de Cultos que se celebren conjuntamente con otras Corporaciones.

e) La Junta de Gobierno nombrará a un grupo de colaboradores que ayudarán a la Diputada a la realización de las tareas relacionadas en el punto c) de esta regla.

f) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Diputado de Caridad.

a) Buscar ahí donde se encuentren los Hermanos carente de los necesario para llevar un vida verdaderamente humana.

b) Asumir la responsabilidad en todas las funciones relacionadas con la actividad de su cargo.

c) Presidir el grupo de Hermanos que voluntariamente quieran colaborar en la solución de los problemas de esta diputación.

d) Velar porque la caridad anime en todo momento la relación entre los Hermanos, y que el 15 % de los ingresos ordinarios de la Hermandad sean destinados a obras de caridad y beneficencia, a tenor de la Regla 81 de estos Estatutos.

e) Asistir a cuantas reuniones se convoquen por asunto de su diputación.

f) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Diputado de Juventud.

a) Será el encargado de las relaciones con los Hermanos jóvenes de la Hermandad. Intentar acercarlos a la Hermandad dándoles a conocer la misma.

b) Tendrá como misión la creación de un grupo joven de Hermanos interesados en la Hermandad y de formarlos como nuevos cofrades.

c) Estará a disposición del Hermano Mayor, Prioste y Diputado Mayor de Gobierno 1º, por si fuese necesaria su colaboración.

d) Está obligado a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Prioste.

a) Preparar los Altares y efectuar el montaje de los mismos, Besamanos y paso de Palio, para la realización de los distintos Cultos y Estación de Penitencia.

b) Responder al orden de limpieza de todas las dependencias de la Hermandad.

c) Se nombrará, por la Junta de Gobierno el personal que colaborará con él en las tareas propias del cargo.

d) Consignar en un libro de inventario los enseres propios de Culto y las dependencias, con todo lo que contiene anotando anualmente las altas y bajas que se produzcan, será presentado en el Cabildo de Rendición de Cuentas que se celebrará al final del mandato de la Junta de Gobierno, con el visto bueno del Hermano Mayor y visado por el Tesorero y el Fiscal.

e) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Vocal.

a) Son miembros de la Junta de Gobierno, teniendo voz y voto, tienen obligación de asistir a todas las reuniones de Junta de Gobierno y Cabildos que se convoquen.

b) Estarán a disposición del Hermano Mayor, Prioste y Diputado Mayor de Gobierno 1º, por si fuese necesaria su colaboración.

c) Están obligados a asistir a todos los cultos internos de la Hermandad y donde ésta necesite ser representada.


Director Espiritual.

El Director Espiritual es nombrado por el Ordinario, conforme a las normas del Canon 317,1 del Código del Derecho Canónico. Cuando no se haya previsto otra forma, lo será el Párroco de Aracena. En el supuesto de que no sea el Párroco, el designado debe contar con el Visto Bueno de Párroco y conectar con la programación pastoral de la Parroquia (c571 ).

Será el mayor animador e impulsor de la espiritualidad de la Hermandad; promoverá la caridad fraterna entre los Hermanos y les asistirá en las dificultades inherentes de la vida de la Hermandad y personalmente.

Podrá ocupar con el Hermano Mayor, la presidencia en todos los Cabildos Generales que se celebren; así como asistir con voz pero sin voto a los Cabildos de Oficiales asesorándolo en todo cuanto es propio de su cometido.

CAPITULO IX.- :       DE LOS LIBROS OFICIALES DE LA HERMANDAD.-


REGLA 61.- Se estipulan para el desenvolvimiento e historia de la Hermandad, los siguientes libros obligatorios, que deberán llevarse por necesidad perentoria totalmente al día:

1 .- Libro de Registro de Hermano.

2 .- Libro de Actas.

3 .- Libro de ingreso y de pagos

4 .- Libro de inventarios.

Estos libros serán llevados los dos primeros por la Secretaría y los dos últimos por la Tesorería de la Hermandad. Asimismo, podrá disponerse de aquellos otros que el Cabildo de Oficiales estime necesarios para el mejor funcionamiento y organización interna de la Hermandad, ordenando la Junta de Gobierno como y por quien habrán de ser llevados y custodiados.

Una copia del Libro de Inventario ( que deberá ajustarse al modelo oficial ) estará en la Secretaría de la Hermandad y otra copia del mismo deberá entregarse en la cancillería del Obispado donde deberá posteriormente comunicarse las variaciones que se produzcan.

CAPITULO X.- : DE LA ESTACIÓN DE PENITENCIA.-


REGLA 62.- La forma especifica y principal del culto externo de esta Cofradía es su Estación de Penitencia, que realizará anualmente la tarde-noche del Jueves Santo acompañando a sus Sagradas Imágenes de nuestros Amantes Titulares. Los Hermanos participaran en ella , no como simples componentes, llevados por vanidad o por la espectacularidad, sino que, penetrando en el sentido espiritual y litúrgico que la Procesión tiene, irán meditando en los excelsos Misterios de nuestra Redención: en la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. De hacerlo así, obtendrán la gracia y el fruto de santificación que se pretende así como las indulgencias que esta Hermandad tiene concedidas, además de ser testimonios para cuantos la presencien.


REGLA 63.- Los Hermanos, que deberán guardar el mayor respeto y devoción, asistirán a la Procesión con el hábito tradicional de nazareno, que consiste en túnica blanca con cordón azul y blanco al cuello y a la cintura, capa blanca o marfil con cruz de color rojo, que está grabada en la torre del Castillo, en el hombro izquierdo, el capillo de color azul con la cruz blanca y el escudo de la Hermandad en metal dorado, los guantes y calcetines de color blanco y los zapatos o sandalias de color negro.

No podrán llevar los Hermanos, en la Estación de Penitencia, anillos visibles u otros distintivos que lo puedan identificar o que los distingan de los demás.

En la Estación de Penitencia no podrá ir ningún penitente con la cara descubierta. El Hermano Mayor tendrá a bien dispensar de ésta Regla al Sr. Mayordomo, si tiene más de 70 años y es su deseo asistir a la Estación de Penitencia.


REGLA 64.- A su llegada al templo rezarán un credo al Santísimo Cristo de la Sangre y una salve a Nuestra Señora Del Mayor Dolor Entonces recogerán el cirio o insignia y se colocará en el sitio que le designe que no podrá abandonar salvo en caso de fuerza mayor.


REGLA 65.- Para su mejor provecho espiritual, los Hermanos durante la Estación de Penitencia, deberán ir meditando en los misterios de la Pasión del Señor o rezando el Santo Rosario.


REGLA 66.- La infracción de las presentes Reglas en forma grave y reiterada inutilizan el derecho del Hermano nazareno, y se someterá a la aplicación de cuanto se dispone en las presentes Reglas.


REGLA 67.- La hora de salida, itinerario y hora de entrada en el templo, será la que acuerde la Junta de Gobierno con el consentimiento y coordinación del Consejo local de Cofradías y con la aprobación de la Autoridad Eclesiástica.


REGLA 68.- Las insignias principales que deberán portarse en la Estación de Penitencia son: la Cruz de Guía, las Reglas de la Hermandad, el Estandarte de la Hermandad, el Estandarte de la Santísima Virgen, el Simpecado, la Bandera Pontificia. Estas insignias no podrán bajo ninguna circunstancia dejar de integrarse en la formación de la Cofradía.


REGLA 69.- La Estación de Penitencia empezará en el domicilio de cada Hermano, al revestirse con el hábito completo y deberá ir al Templo con tiempo suficiente para llegar a la hora que se le haya citado, tomará el camino más corto sin detenerse ni entrar en parte alguna, no podrá ir en compañía de personas que no vistan el hábito, no podrá hablar ni hacer señas a nadie y en ningún caso deberá levantarse el capillo.

La procesión seguirá el siguiente orden:

En primer lugar, la cruz de guía. Después penitentes en dos filas, los Hermano más jóvenes. Seguidamente, el Estandarte blanco a continuación el paso de la Santa Vera-Cruz, dos filas de penitentes y el estandarte rojo que anunciará el paso del Santísimo Cristo de la Sangre. Por último, dos filas de penitentes, estandarte azul y simpecado seguido de las presidencias y el paso de la Santísima Virgen del Mayor Dolor.

Como es costumbre serán invitadas las Autoridades civiles y militares de la Ciudad.


REGLA 70.- La Estación de Penitencia, no podrá ser nada más que en la tarde del Jueves Santo. Se procurará que la hora de la salida sea de día en el momento en el cual el sol se pone en la ladera del monte de San Ginés.


REGLA71.- En la procesión del Jueves Santo, la Santa Vera-Cruz llevará el sudario de color blanco, mientras que en la festividad dela Santa Vera-Cruz éste será de color rojo.


REGLA 72.- El Santísimo Cristo de la Sangre, representa el misterio de la flagelación. Esta imagen va desnuda con paño de pureza y atada a la columna acompañado por dos sayones y un centurión romano.


REGLA 73.- La Virgen del Mayor Dolor es la Patrona de Aracena en unión de San Blas Obispo y mártir y sale bajo palio, con corona para representar que es nuestra Reina. Las flores significan que es nuestra Madre y las velas encendidas, somos nosotros que queremos arder en amor y servicio. El puñal es el símbolo del Mayor Dolor que sintió la Virgen y sigue sintiendo, y la paloma, representa el Espíritu Santo.


REGLA 74.- En ningún caso un Hermano tendrá preferencia sobre un miembro de la Junta de Gobierno. Y ningún miembro de la Junta podrá dejar su puesto o “enser” a otro Hermano actuando por su cuenta.


REGLA 75.- La infracción de las precedentes ordenanzas en materia grave inutilizarán el derecho de Hermano nazareno. Si la infracción se produjese en la calle, el Jefe de Cofradía está autorizado para despojarle del cirio o “enser” e invitarle a abandonar la fila; igualmente dará parte inmediata al Hermano Mayor, quien posteriormente actuará con la Junta de Gobierno.


REGLA 76.- Si dispuestos a salir, acordare la junta de Gobierno suspender o aplazar la salida del Templo, se guardará dos tiempos de media hora conservando el orden y decoro dentro de la Iglesia. Si pasada la primera media hora y perdurasen las condiciones que hicieron acordar el aplazamiento se procederá a la suspensión total o al emplazar dicha decisión la segunda media hora, tras la cual la decisión se tomará definitivamente.

En tal caso se practicará, algún acto o culto religioso como “ Via-Crucis”, Hora Santa, Oración, etc., a juicio del Director Espiritual y bajo su dirección.


REGLA 77.- El hábito de Nazareno debe ser considerado por los Hermanos como algo sumamente respetable y decoroso. En ningún momento entrará en local público o en conversaciones callejeras con el puesto. Y bajo ningún concepto, y en ninguna época del año, deberá usarse por los Hermanos, más que para la Procesión del Jueves Santo.

CAPÍTULO XII.-:DE LA ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES.-


REGLA 79.- La Hermandad podrá adquirir, retener, administrar y enajenar bienes temporales, de acuerdo con estas Reglas y el Derecho canónico vigente.


REGLA 80.- La Hermandad es una institución eclesiástica sin fin de lucro, equiparada civilmente a las funciones de interés general. Los medios económicos, con los que cuenta para la consecución de sus fines, son las cuotas de los hermanos y los donativos con motivo de las actividades propias de la Hermandad..


REGLA 81.-

1.- La Hermandad destinará obligatoriamente, al menos un 15% de sus ingresos ordinarios para obras de caridad y para las necesidades de la Iglesia universal y Diocesana participando en las campañas del Domund, Iglesia Diocesana, Cáritas, Seminario, Manos Unidas, etc.

2.- Los bienes patrimoniales de la Hermandad deberán estar inscritos a nombre de la entidad y las cuentas bancarias estarán abiertas a nombre de la Hermandad con las firmas reconocidas que se especifican en la Regla 60, apartado del Tesorero, letra d).

CAPITULO XIII.- :       DE LA DISOLUCIÓN DE LA HERMANDAD.-


REGLA 82.- La Hermandad queda sujeta al fiel y riguroso cumplimiento de esta Reglas, que no podrán modificarse sin autorización expresa de la Autoridad Eclesiástica competente, previo acuerdo de la Hermandad reunida en el Cabildo General extraordinario que a dicho fin se convoque.


REGLA 83.- Dado el caso, Dios no lo quiera, de que alguna vez por motivos que no están a nuestro alcance, la Cofradía viniere a menos hasta el extremo de que solo quedase un Hermano, recaerá sobre él todos los derechos de aquella mientras subsista, según se dispone en el canon 120.2 del Código de Derecho Canónico.

Si se disolviese de hecho la Hermandad y no quedase cofrade o fuese extinguida por disposiciones de la Autoridad Eclesiástica según el canon 326, el patrimonio artístico de la misma pasaría a depósito de la Parroquia hasta que, si Dios lo permite, se volviese a reorganizar la Hermandad. Del mismo modo, los bienes económicos resultantes serán destinados a obras asistenciales de la Parroquia.



REGLA 84.- La Cofradía declara, igualmente, su respeto y sometimiento a las leyes del Reino y a la autoridad civil legalmente constituida, por lo que respecta al aspecto civil de su vida corporativa.


REGLA 85.- La Hermandad está integrada en la correspondiente sección del Consejo de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Aracena, con todos los derechos y obligaciones que ello implica.


DISPOSICIONES DEROGATORIAS.-


REGLA 86.- A la aprobación de estas Reglas, previamente dictaminadas favorablemente por las Autoridades Eclesiásticas, entran en vigor y derogan las Reglas anteriores de 1.796. Que se conservarán como patrimonio histórico de la Hermandad.


DISPOSICIÓN FINAL.-

De las Reglas antiguas serán conservadas las dos siguientes:



REGLA 87.- Si algunos Diputados o Hermanos quisieran hacer toros y comedias, será por su cuenta, recibiendo ésta Hermandad los beneficios como limosna.



REGLA 88.- Si el enemigo común se metiese en el cuerpo de un hermano e hiciese que éste tuviera rencores y rencillas, el Hermano Mayor los llamará para ponerlos en paz.


DISPOSICION TRANSITORIA.-


Una vez conseguida la aprobación de estas Reglas por la Autoridad Eclesiástica, la Junta de Gobierno existente en ese momento procederá a convocar elecciones a Hermano Mayor y demás Oficiales de Gobierno que habrán de celebrarse en un plazo máximo de dos meses a contar desde la recepción por la Hermandad de estas Reglas aprobadas y visadas.

Aracena, abril de 2005.